Síguenos

Hoy es día, los actos de buena voluntad son muy escasos por eso cada vez que alguien ve a otra persona haciendo el bien debería agradecérselo como sucedió en esta historia.
Akhilesh Kumar, de Dubai,  se encontraba a punto de cenar en  un hotel  de la ciudad de Malappuram, al sur de India. Mientras él hacia su pedido notó que un nene con el aspecto descuidado lo miraba desde la ventana.
Kumar le hizo una seña el pequeño para que entrara a cenar con él, el chiquito ingresó al hotel acompañado de su hermana menor. El señor le preguntó a los menores que querían comer y ellos señalaron el plato que estaba por comer.
Los niños hambrientos comieron la comida en un abrir y cerrar de ojos y sin decir nada, luego se limpiaron las manos y se fueron.
Cuando Kumar terminó su cena, pidió la cuenta ahí se llevó una grata sorpresa: los dueños del lugar vieron la situación y decidieron no cobrarle nada. En lugar del precio de la comida en la cuenta le escribieron: “No tenemos una máquina que pueda cobrar por la humanidad. Que cosas buenas le acompañen”.
HombreCuenta
Kumar compartió su historia y la imagen de la cuenta en su Facebook y comenzó a viralizarse.
 
Top