Síguenos

Este truco te servirá como experimento de la escuela o simplemente para sorprender a tus amigos, porque seguramente alguna vez te habrá pasado que abres el congelador y solo tienes un poco de hielo para las bebidas. Bueno, pues eso no te volverá a pasar. Sigue las instrucciones y te sorprenderás:

Vas a necesitar:

  • Botellas de 350ml llenas de agua
  • Una bolsa de sal gruesa
  • Termómetro (opcional)
  • Hielo picado o en cubos
  • Cubeta

1. Mete las botellas de agua en la cubeta y llénala con hielo.


2. Pon 1/3 de bolsa de sal gruesa sobre el hielo.


3. Deja las botellas unos minutos y luego saca una de ellas.


4. Dale unos golpecitos y verás que el agua empieza a congelarse como por arte de magia.


El truco es muy sencillo y puedes aprender un poco más de su explicación científica en este video:

Ahora sí, serás el rey del verano y te sentirás como un súper héroe.
 
Top