Síguenos

Estudio revela que los ácaros no pueden sobrevivir a las condiciones cálidas y secas de una cama sin hacer.

Los padres siempre están retando a sus hijos porque no hacen la cama, sin embargo, una investigación científica está a punto de darle la razón a los pequeños del hogar, al demostrar que el desorden podría ser en realidad la clave para una vida saludable. Dejar las camas sin hacer podría ser mejor forma de evitar el asma y otras alergias porque, según el reciente estudio, los ácaros no pueden sobrevivir a sus condiciones cálidas y secas.
Los ácaros no pueden ser vistos por el ojo humano dada su pequeñez (menos de un milímetro de largo), pero en una cama promedio, encontramos hasta 1,5 millones de ellos. Como se alimentan de escamas de piel humana, nuestras camas son el sitio ideal para los diminutos arácnidos. Sin embargo, por los alérgenos que producen, que nosotros inhalamos fácilmente durante el sueño y que es causa importante de enfermedades como el asma, su compañía no resulta nada agradable para los humanos.
El Dr Stephen Pretlove, de la Universidad de Kingston, es parte del grupo de especialistas que desarrollaron un modelo informático para seguir cómo afectan los cambios en el orden de una pieza a la sobrevivencia de los ácaros.

“Sabemos que los ácaros sólo pueden sobrevivir mediante la ingestión de agua de la atmósfera, utilizando glándulas pequeñas en el exterior de su cuerpo. Algo tan simple como  dejar la cama sin hacer durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón, provocando que en consecuencia,  los ácaros se deshidraten y finalmente mueran.”

-El Dr Stephen Pretlove-
La próxima etapa de la investigación científica busca poner a prueba el modelo informático, y pasar a lo práctico colocando ácaros en 36 casa de Reunido unido. La idea es comprobar si su teoría es cierta, y seguir la rutina diaria de las personas afectadas con asma y otras alergias.
El objetivo principal es determinar cómo afectan las características de las construcciones de casas y edificios, tales como calefacción, ventilación y aislamiento, en la cantidad de ácaros. 

“Nuestros hallazgos podrían ayudar a arquitectos y diseñadores de edificios a crear hogares sanos y libres de la amenza de los ácaros, ahorrando así los más de 700 millones de euros que se gastan en tratamientos de enfermedades”

 
Top