Síguenos



No lo puedes evitar: parece que los errores ortográficos saltan de la pantalla de la computadora o de la hoja e inmediatamente los ves. Tampoco puedes evitar juzgar a los demás según la ausencia total de las reglas ortográficas en su vida.


Para algunos es algo difícil de aceptar, pues esto genera gran tensión y hasta uno que otro dolor de estómago; sin embargo, si coincides con 10 o más puntos de los siguientes 17 es que, efectivamente. eres un adicto a la ortografía.
1. Te quieres morir cuando publicas un error



Esa horrible sensación de saber que por despistado publicaste un estado con algún error ortográfico..

2. Y si te pasa con el celular te disculpas de inmediato



Dices que el autocorrector se equivocó y de inmediato pides perdón. Pero quienes te conocen saben que jamás tendrías un error tan garrafal.
3. El tic nervioso que te da cuando alguien escribe mal



Las náuseas y la migraña te invaden de inmediato.
4. A partir de ese momento rompes tu amistad con esa persona



Sabes que ese comportamiento es imperdonable. No confías en quien tiene mala ortografía.
5. Odias a los adolescentes que escriben así por moda


6. Cuando escuchas que dicen A la final



Aún no puedes entender cómo hay gente que dice esto, cuando no se refiere a eventos deportivos.
7. Descubres que tu pareja carece de las reglas más básicas



Terminas con ella lo más pronto posible. Odias a quien los errores ortográficos no le importan.
8. Los memes con mala ortografía te hacen llorar sangre



No puedes creer que una aberración de esa magnitud pueda estar sucediendo, y lo peor: que la gente aun así ¡LA COMPARTA!
9. Algunos periodistas deberían arder en el infierno


10. Te vuelves insoportable al corregirlos



Sabes que nadie te soporta cuando te pones a corregirles la ortografía. por lo tanto prefieres evitarlo; no obstante aguantarte ¡TE MATA!
11. Te preguntas si los demás cursaron la primaria



Piensas: “O soy muy bueno escribiendo o los demás no pasaron la primaria”, o ambas…
12. ¿Y la gente con cargos importantes?



Aún no logras comprender cómo es que hay gente en cargos de alto poder, o en los gobiernos, y que escriben como les viene en gana.
13. Estás una relación complicada con la RAE



Y aunque a veces pelean y tienen fuertes conflictos, siempre terminas buscándola.
14. Tú cuando te dicen: no sirven los acentos



En ese momento descubres que llevas un asesino dentro.
15. Admítelo, odias cuando abusan de las comillas


16. Te duele saber que no eres perfecto



Que en algún momento de tu vida has omitido un acento o incluso has tenido algún error de dedo.
17. Obvio nunca uno tan horrible como éste



Ahora sí, puedes ir por tus pastillas para la migraña después de haber leído este post.
 
Top