Síguenos


Última actualización: 10 / Julio / 2014

Cuando una mujer presume en Facebook sobre “tener el mejor esposito del mundo”, me dan ganas de comprar boletos por adelantado y palomitas ante su divorcio inevitable. Si realmente amas a tu esposo y de verdad eres feliz, ¿por qué necesitas presumirlo? ¿Facebook se convirtió en tu cartel personal de la ilusión?

¿Desde cuándo esto se convirtió en una competencia en donde de repente tu esposo es El Mejor de Todos los Esposos sencillamente porque cambió dinero por papel para envolver, o no sé, cambió la regadera? ¿Y por qué tienes que presumirlo de manera masiva con tus “amigos”? Si es algo tan importante, ¿no puedes decirles por teléfono o en persona?


¿Por qué estás tratando de convencer al mundo, de manera desesperada, de que eres feliz? Siempre son las mujeres cuyas relaciones parecen un poco tensas (o súper horribles) las que se ponen a postear sobre ¡TENER AL MEJOR ESPOSO EN EL MUNDO, MALDITA SEA, NO VEAN DE CERCA NI PREGUNTEN NADA, SÓLO ACEPTEN QUE NUESTRA REALIDAD MANIPULADA ES PERFECTA PORQUE SE LOS RESTRIEGO EN LA CARA!

Hey, no soy inmune a los encantos de celebrar el amor. Si es tu aniversario, por todos los medios, declara tu emoción. Aquí hay algunos ejemplos de maneras divertidas de hacerlo: “Estoy encantada de celebrar mi aniversario con Jimbo. Es un tipo chido”, “Yo y Arnoldo somos muy felices de ir por pay en nuestro 10mo aniversario! ¡Woo hoo!” , “Los niños se levantaron a hacernos hotcakes por nuestro aniversario 24. Son terribles y molestos adolescentes, así que sabemos que es algo importante”.

Y digamos que te acabas de casar. Aww, ¡felicidades! Entre postear 18 mil fotos de las expresiones sorprendidas de tu familia en la boda (no te olvides de aquella donde todos salen haciendo caras raras, esto demostrará que tu familia es diferente a todas, porque no es algo que se haya hecho antes…), quizá te gustaría poner un estatus que diga algo como, “Que boda tan increíble. "Espero pasar mis días con mi persona favorita” o sólo “Amo a Manolo y estoy muy feliz de que sea mi esposo”. Esto es lindo. Es dulce. Es completamente entendible.



Pero todo aquello del MEJOR esposo –o esposito… ewww- TIENE que parar. Lo que es peor es algo así: “Lo siento chicas, el mejor hombre del mundo está FUERA del mercado. Él es mío”. Okay, momento sicótico.





Pareces el tipo de mujer que me va a apuñalar por ser amiga de tu esposo, así que yo salgo de tu casa sola. Bye-bye. Mira, me gusta mucho mi novio. Es una Buena persona con grandes cualidades que no necesito enumerar en Facebook, porque si eres mi amigo en la vida real, sabrás por qué estoy con este chico, y si no eres mi amigo en la vida real, ¿por qué habría de importarte?


No te importaría y es por eso que no te voy a aburrir con los detalles del amor que le tengo a mi elegido. ¿Ves cómo funciona? ¡Todos son felices! Y si empiezas con algo como, “Ella está enojada porque no está casada” –esto podrá sorprenderte, pero TODAVÍA NO QUIERO ESTAR CASADA.


Algún día, ¡seguro! Pero todavía no. Y eso está bien. No soy la mejor ni la peor novia/humana/mujer y eso también está bien.
Pero basta de hablar de mí.


Al final, las esposas súper competitivas me asustan porque son aburridas y vacías, y las personas aburridas y vacías son peligrosas. Son peligrosas porque cuando abren la boca en alguna fiesta muero poquito por dentro y temo que me reviente una vena cuando intento no girar los ojos.


Si la cosa más fascinante que has hecho en tu vida es casarte, lo siento por ti y me da pena que no tengas una vida mejor y más emocionante. Reconozco que es maravilloso conocer al amor de tu vida y quedarte atrapada con él, pero cuando es la única cosa interesante sobre ti, bueno, al final no eres nada interesante.


¿Y tu esposo? Honestamente, está más o menos.
 
Top