Síguenos

Y es que todas las redes sociales pueden ser una gran herramienta cuando se usa de manera correcta y cuando no terminamos siendo “esclavos” de ellas, pero por desgracia, esto último pasa más de lo que debería. Con WhatsApp pasa algo muy parecido y por eso en el día de hoy queremos hablar de algunos de esos aspectos que pueden “incomodar” un poco a los usuarios.
1x1.trans

9 maneras de pasar un “mal rato” con WhatsApp

1. Un Estado, mil preguntas

Cuando vemos un cambio en el estado de alguien, empiezan a pasar mil y una ideas por nuestra cabeza, pero sobre todo una pregunta: ¿será para mi ese estado? Y ese es solo el principio, ya que surgen miles de preguntas en nuestra cabeza.
1x1.trans

2. ¿Online? ¿última hora de conexión?

Si estas conectado y eres tan valiente como para no contestar a alguien que te ha hablado…¡prepárate para la guerra!. Cuando llego una actualización que permitía ocultar la última hora de conexión, ya era demasiado tarde, muchas relaciones se habían terminado por culpa de ese famoso “ult. vez hoy a las…”
1x1.trans

3. Imagen perfecta

Nuestra foto de perfil dice mucho de nosotros, pero también puede llegar a dar pistas a los demás de que hacemos y con quien estamos. Quien no se ha preguntado alguna vez cosas como: ¿con quien está? ¿por que la está abrazando, son novios?
1x1.trans

4. Grupos al azar

Normalmente nos encontramos en grupos donde no conocemos a más de la mitad de los integrantes, nos da pereza contestar y solemos tener 800 notificaciones al día que ni queremos ver. Pero ni se te ocurra salirte del grupo, es una falta de respeto a los demás usuarios y al administrador… ¡cuidado!
1x1.trans

5. Momentos incómodos

Estos momentos suelen darse cuando escribimos un mensaje “importante” y al enviarlo nos damos cuenta de que nos hemos equivocado de destinatario. ¿A quien no le ha pasado algo así en algún momento?
1x1.trans

6. Un estado de paz pasajera

A este estado de paz, también se le conoce como bloqueo. Esta característica nos puede facilitar la vida por un corto periodo de tiempo antes de que la persona bloqueada haga uso de otro teléfono para hablarnos de nuevo…
1x1.trans

7. ¡Muerte a la ortografía y la gramática!

Las faltas de ortografía comenzaron a llegar cuando los usuarios vieron que en los SMS contaban con caracteres limitados. Sin embargo, hoy en día, nadie ha corregido esa manía a pesar de contar con la posibilidad de escribir todo lo que quieran. Después llegan los exámenes de lenguaje y gramática en los colegios, y pasa lo que pasa…
1x1.trans

8. Nostalgia

La característica que permite enviar las conversaciones por correo electrónico, es lo peor que nos ha podido pasar. Todas esas conversaciones que hemos tenido con nuestra ex ahora están en nuestra bandeja de entrada a la espera de ser leídas una y otra vez mientras nos deshidratamos entre cantidades ingentes de lagrimas.
1x1.trans

9. Objetivo de miradas indiscretas

El transporte público y hablar con otra persona de algo demasiado privado, no es una buena combinación. La persona sentada a nuestro lado puede leer nuestra conversación privada y le va a contar a su vecino/a lo que acaba de leer en un autobús para opinar sobre ello y juzgarnos.
1x1.trans
Como podemos ver gracias a los chicos de The Times of India, el uso de WhatsApp no está exento de problemas o incomodidades con las que tenemos que aprender a lidiar, no queda más remedio si queremos seguir comunicándonos con demás. Después de todo, todas las cosas buenas tienen una parte negativa con la que debemos aprender a convivir si queremos
 
Top